Sementales y montas

Para nuestro programa de cría empleamos malteses meticulosamente escogidos. Lo mas importante es que reproduzcan cachorros sanos. En segundo lugar por orden de importancia, sus hijos deben tener el caracter propio de la raza y por tanto gran aptitud para la compañía. Solo después de cumplir ambos requisitos podemos considerar apto un semental maltés americano y valorar su belleza, estructura, tamaño, pelo, expresión, movimiento...

Disponemos de sementales malteses muy sanos y correctos, de carácter maravilloso, tamaños muy pequeños , desde 1.5 kg, con esrtructura americana muy cuadrada, muy chatos, con ojos grandes y  pigmentacion muy  fuerte, muy buen pelo y algunas diferencias entre ellos que los hacen una mejor elección para cada caso y en función de cada hembra.

De los diferentes sementales con que podamos cubrir a una maltesa, escogeremos aquel que aporte mejoras en los puntos que deseemos mejorar en los cachorros, teniendo en cuenta el gusto del dueño de la hembra y el presupuesto para la monta.

Ofrecemos asesoramiento para escoger el mejor reproductor, consejos sobre reproducción, parto y cuidado de los cachorros, montas de diferentes precios, con atención veterinaria y controles a lo largo de la gestación.

Siempre se realiza un contrato de monta, en el que se refleja el precio y condiciones, incluyendo la posibilidad o no de reintegro del precio de la  monta con el semental bichón maltés escogido a cambio de cachorros, según se acuerde por ambas partes.

La responsabilidad del cuidado de la madre, desde que se monta hasta el parto, en el parto o con posterioridad, así como del cuidado de los cachorros, siempre recae sobre el dueño de la hembra. Nosotros podemos aconsejar y aportar nuestra experiencia en todo el proceso pero no nos hacemos responsables de las hembras que no son de nuestra propiedad. No respondemos de los costes o pérdidas de cualquier tipo que pueda ocasionar al dueño de una hembra cualquier complicación durante su cubrición, embarazo, parto, postparto o cuidado de  los cachorros.

La maternidad debe ser una  experiencia maravillosa, pero requiere de unos cuidados y conlleva unos riesgos para la madre y los cachorros que el dueño de la hembra debe valorar y de los que debe informarse bien antes de tomar la última decisión.