Tipos de bichón maltés en función de su estándar

En Estados Unidos (estándar AKC) se reproduce un tipo de maltés (llamado maltés toy, maltes americano, maltés miniatura, etc) que, en general, es más popular que el europeo (estándar FCI). Aquí, muchos criadores han empezado a reproducir con algunos ejemplares de menor tamaño para obtener algunos cachorros de tipo "más comercial". En otras ocasiones se denomina maltes americano al cachorro de la camada que parece que se va a quedar un poco más pequeño o que es algo más corto. Pero lo cierto es que para criar buenos ejemplares para exposición, en España, se debe reproducir con campeones europeos y buenas líneas de sangre, con perros, por tanto, muy acordes al estándar FCI, ya sean de origen europeo, americano, coreano o cuaquier otro. El estándar coreano que a menudo se menciona no existe, en Corea se reproduce para exhibición con el estándar europeo FCI. Escogiendo los reproductores con este criterio, muy rara vez se obtienen malteses de tipo americano. Así, los malteses de alta calidad que se pueden adquirir en Europa son, en su gran mayoría, de un tipo, más alargado y grande, que se puede adaptar menos al espacio y los gustos de quienes buscan una nueva mascota.

El maltés de pelo corto no es una raza diferente

Su imagen más conocida es la que tiene en las exposiciones, con el pelo largo y recogido en uno o dos moñitos. Quienes buscan una raza pequeña de compañía pueden ver engorroso el cuidado del pelo o cursi el resultado final. Pero los malteses están preciosos con el pelo corto, como la maltesa adulta de la foto, o con un largo intermedio y pueden fácilmente mantener siempre el aspecto que tienen de cachorros, sobre todo si son pequeños y chatos. Cuando llevan el pelo corto los cuidados que necesitan son similares a los que requiere cualquier otro perro de tamaño parecido. El bichón maltés es una raza maravillosa que cuenta con numerosas virtudes y ventajas sobre otras razas de similar tamaño o características sin requerir muchos más cuidados si no se lleva con el pelo muy largo.

Carácter del maltés

El bichon maltes es un perro de carácter equilibrado y tranquilo que no tiene la tendencia natural al ladrido excesivo, presente en otras razas de pequeños perros, más impulsivos y nerviosos. Este carácter hace de él un compañero ideal incluso para personas de avanzada edad o para quienes tienen problemas de movilidad. Es muy juguetón y alegre cuando se le invita a jugar, pero no es excesivamente inquieto, sabe mantenerse tranquilo durante largos períodos. Disfruta mucho de la compañía de los niños, con los que suele mostrarse confiado, siendo necesaria la supervisión, sobre todo para evitar que el pequeño maltes salga mal parado. Aunque no sea típico de la raza, cuando vive en un ambiente muy movido puede resultar algo más nervioso y si recibe una educación muy poco exigente puede comportarse mal, como lo haría un niño consentido. Sin embargo su predisposición y capacidad para aprender todo lo que se le enseña, hacen que sea muy fácil obtener de él lo mejor que la raza puede ofrecer. Para ello es necesario premiar las conductas deseadas y castigar las que no queremos que repita, siempre con coherencia y un mínimo de autoridad. Aunque puede permanecer sólo durante bastantes horas, en todo momento estará esperando a que volvamos. Si hay algo que un maltés necesita por encima de todo, es el afecto y compañía de su amo.

 

El bichon maltes es un perro que por naturaleza no ladra en exceso, es inteligente, tranquilo, pero siempre alerta, equilibrado y afectuoso. Con una educación adecuada mostrará todas estas cualidades.

Alergías

Los malteses no tienen subpelo como otras razas, su pelo es parecido al nuestro, crece constantemente debiendo cortarse con regularidad. Esta peculiaridad ofrece ventajas pero también conlleva inconvenientes. El principal problema es su menor adaptabilidad a los cambios de temperatura, debiendo dormir dentro de casa o con calefacción cuando hace mucho frío. La principal ventaja es que no muda el pelo como hacen la mayoría de los perros, que tienen subpelo y deben perderlo al llegar el calor.

Los gatos o los conejos pierden pelo constantemente; los malteses, si son regularmente cepillados no dejan pelo ni siquiera donde duermen. Esto permite a quienes sufren alergia a los perros, que la convivencia con malteses les resulte más fácil que con otras razas. No obstante el alergeno es el epitelio y no el pelo en sí; por ello el maltés debe recibir baños frecuentes y con productos hidratantes de buena calidad y apropiados para bichones malteses para que su piel este en buen estado y no presente descamaciones. También es importante, de cara a evitar alergias, que el maltes duerma en otra habitación y que su camita, toalla, cepillos de pelo y demás pertenencias se laven a menudo. 

Muchos dueños de malteses, que padecen alergia a los perros, conviven con ellos sin problema. Aún así, cuando la alergia es muy fuerte, los cepillados regulares, cuidados de la piel y pelo y limpieza de sus cosas pueden no ser suficientes, en este caso (y al margen de posibles vacunas u otros tratamientos médicos) habrá que plantearse la renuncia de la persona alérgica a convivir con un perro.

Tamaño ideal

Además de ser una cuestión de preferencia, el tamaño favorece que un perro sea apto o no para diferentes cometidos.

Si queremos que nos acompañe a dar largos paseos, que juegue durante mucho tiempo con niños o nos preocupa el riesgo de lesión en caso de caídas o golpes fortuítos, debemos elegir un bichon maltes de tamaño pequeño (2.2 a 3.2 kilos) y que tenga una estructura ósea fuerte, o incluso de un tamaño mayor.

Si por el contrario va a llevar una vida más tranquila, podemos, si nos gusta más, elegir un maltés miniatura o muy pequeño (1.2 a 2.2 kilos). En este caso las ventajas serán otras. Transportarlo será muy cómodo por su reducido peso y por su menor tamaño cabrá en un pequeño bolso y podrá pasar desapercibido allá donde vayamos. Será más exclusivo ya que son pocos los malteses que de adultos son muy pequeños.

Aunque un maltes de cualquier tamaño es sano y resistente frente a enfermedades, los malteses más grandes son más robustos y resisten más tiempo haciendo ejercicio. La elección correcta del tamaño de bichón maltés ideal, dependerá en cada caso, del estilo de vida y gustos de su futuro dueño.

Precio de un maltes

Los precios varían en función de la calidad y características del perro que queremos comprar.

Podemos encontrar malteses prácticamente regalados, pueden ser perritos más o menos blancos y algo parecidos a un maltés, normalmente mucho más grandes. 

El pelo puede ser rizado o muy pobre, lanoso o no muy blanco; pueden tener un pelo más duro o de un tipo diferente al que se busca en los malteses de buena calidad y como consecuencia si pueden dar alergia o desprender mayor olor corporal.

Cuando el nivel de calidad es muy bajo, no sólo el tamaño, el resto de características de los ejemplares de pura raza pueden no tenerlas estos perritos, es una lotería su carácter, tamaño y resto de características de un perro de pura raza bichon maltes.

Son frecuentes en perros de baja calidad los morros muy largos y a veces con la caña nasal caída, orejas muy grandes, poco stop, falta de pigmentación, la espalda torcida, mala estructura, mala oclusión dental, prognatismo o enognatismo, etc. Lo más importante será comprobar que estén sanos.

A partir de unos 300€ podemos comprar un maltés con pedigrí, normalmente procedente de algún país de Europa del este u otros en los que la normativa de bienestar animal permita criar con costes mucho menores.

En España, es mucho más caro criar los cachorros de bichón maltés cumpliendo con la legalidad, debido a las normas de protección animal para buscar el bienestar de los reproductores y los cachorros, así como las leyes de protección de los trabajadores, el medio ambiente, etc  

Podemos comprar a partir de 600€ un bichon maltes de características similares a los malteses prácticamente regalados que he descrito más arriba, con un contrato de compraventa y una factura y por tanto todas las garantías para el consumidor.

 Alrededor de 900€ ya podemos encontrar malteses con una apariencia más cercana a la descrita por el estándar con o sin LOE, pedigrí de la RSCE o de otra canina alternativa, pero es difícil encontrar a este precio malteses de muy alta calidad o miniatura. Estos suelen superar los 1.000€ y son más caros cuanto más correctos, en ocasiones cuestan más las hembras porque hay una mayor demanda de las mismas. Si buscamos un maltés de muy alta calidad los precios suben, los criadores prestigiosos tienen afijos reconocidos y suelen reflejar en el precio los resultados de su selección realizada durante años, pudiendo ver precios de cinco cifras para ejemplares concretos, ya desde cachorros. Estos malteses suelen venderse a profesionales

Un bichon maltes miniatura con garantías suele ser muy caro, pudiendo partir de precios desde 1000€ en calidades bajas o sin factura hasta 10.000€, con factura, altísima calidad y tamaño muy muy pequeño.

Es habitual pagar por malteses aptos para competir en exposiciones de belleza a partir de 1.500€. Si queremos estar seguros de que un maltés es bueno para exponerlo, hay que esperar a que cambie la dentadura, en ese momento el cachorro ya estará iniciado en la disciplina del ring, sabrá posar, moverse correctamente con la correa, habrá acudido a algunos certámenes, ya que es importante empezar el adiestramiento desde que son muy jóvenes para que se vayan acostumbrando a las sesiones de peluquería, los ruidos, la megafonía, los demás perros, a moverse y posar correctamente, etc. Compraremos en este caso un joven maltés prometedor por el que normalmente pagaremos más de 2.000 ó 3.000€  hasta 15.000€ en Europa o 50.000$ en EEUU en función de su calidad y del prestigio del afijo del que provenga. Para estos ejemplares es frecuente hacer contratos especiales en los que existe un compromiso de presentación a exposiciones, una reserva de dominio para hacer montas en el futuro o una devolución de una parte del precio al hacerlo campeón, lo mas caro es competir.

Los reproductores se deben comprar con la dentadura de adulto y los testículos descendidos en el caso de los machos, con edades a partir de los seis meses, el LOE tramitado o en trámites.

En los perros de compañía debemos seleccionar muy bien el carácter, con mayor importancia que las características de tamaño y belleza que probablemente llamaron nuestra atención al escoger esta raza.

Podemos traer un macho campeón AKC con un buen afijo desde unos 8.000 ó 10.000$ hasta 50.000$.

Hay una gran variedad de precios que se corresponde con una gran variedad en el tipo y calidad de perro buscado. Traer un macho campeón americano con un buen pedigrí y un buen afijo por 4000€ es un chollo, y sin embargo es carísimo pagar 500€ por uno de mala calidad, con promesa de miniatura y sin factura.